Star Trek: Discovery vuelve en enero buscando consolidarse en la franquicia

Star Trek es una franquicia con más de 50 años de historia. Su objetivo principal en estos tiempos es ofrecer algo nuevo y que sea de interés para las últimas generaciones. Es difícil hacer algo innovador en un universo que ha tenido muchas producciones cinematográficas, pues ¿qué tanto se puede distanciar del espíritu original para crear algo nuevo?.

La última entrega televisiva distribuida por Netflix, Star Trek: Discovery, estrenó nueve episodios y logró hacerse un espacio por contenido propio. En enero del 2018 se estrenarán seis capítulos más.

Las expectativas creadas por los fieles fans de la franquicia han sido un reto a enfrentar por los productores de la serie. Discovery también es de ciencia ficción, con viajes estelares, teorías científicas y personajes que poco a poco resultan más interesantes, sin embargo, aún le falta hacerse de nuevos valores que demuestren que se trata de Star Trek.

Esta nueva entrega se diferencia de las anteriores por cuestiones estéticas como el decorado, la iluminación, los uniformes y la dinámica de los personajes. Los detalles recuerdan a la franquicia pero a su vez muestra algo nuevo.

La ambición de ir “a donde ningún hombre ha ido antes” sigue siendo una constante de las entregas de Star Trek. La nueva entrega mantiene esta idea de exploraciones espaciales a nuevos planetas y retos científicos. Ésta última producción mantiene ese ingrediente pero en un contexto de batalla.

Discovery es una nave científica que lidera un militar. Jason Isaacs (interpretado por Gabriel Lorca) rapta a Burnham, pues la cree vital para vencer a los klingons. La serie se preocupa por desarrollar y mostrar la cultura y sociedad de los klingon, sin embargo, éste aspecto no llega a encajar bien con el desarrollo de la serie pese a ser importante para lo que sucede en la nave.

En los nueve episodios estrenados de la serie se ha visto cómo ha crecido y reivindicado su identidad propia (que no ha sido sencillo) y lleva la franquicia al presente televisivo, lo cual tiene un gran mérito para ésta franquicia con más de cinco décadas.

Además los personajes interpretan una interpretación que consigue enganchar al público con sus dinámicas que marcan los ánimos de la serie.

Sin embargo, a Star Trek: Discovery le falta consistencia para seducir totalmente a los seguidores de la ciencia ficción. Tiene sus puntos altos con interpretaciones sólidas y buen guión. Habrá que ver si el tiempo de para hasta enero le sirve para consolidarse en la televisión.

Ver más sobre Series en VoBo.

Síguenos en FacebookTwitter y Youtube.