¿Walter White es el monstruo de Breaking Bad?

Walter White, un profesor de química diagnosticado con cáncer al pulmón, con una esposa embarazada y un hijo semi paralítico, preocupado por el futuro incierto que le depara a su familia busca, en la producción y venta de metanfetaminas, evitar dejar a su familia en en el desamparo. Vamos a mostrarte cómo Walter White es el monstruo de Breaking Bad.

Pero, ¿qué sucede después de aquello?

El personaje principal, Walter White (Bryan Cranston), tal como indica el nombre de la serie en español: se va corrompiendo, se está volviendo malo.
Cualquiera de los que hemos visto esta serie, estamos seguros en recordar como este personaje tiene la alta responsabilidad sobre la mayoría de muertes que se desarrollan a lo largo de las cinco temporadas.

Vamos a retroceder en el tiempo y recordar la muerte del primer personaje de la serie: Emilio Koyama (John Koyama). Dicho personaje era el amigo de Jesse (Aaron Paul), con quien se dedicaba a producir metanfetamina antes de que este conociera a Walter. Emilio se encontraba interesado en la fórmula para realizar la metanfetamina, pero Walter decide causar, de forma deliberada, una explosión, causando de esta forma la muerte de Koyama.
La segunda muerte que se presenta es la de Krazy-8 (Max Arciniega), quien era primo de Emilio, y también se encontraba en la explosión causada por Walter, pero por algún motivo no había muerto.
Walter y Jesse se ven en la necesidad de secuestrar a Krazy-8, y matarlo antes de que él lo haga, siendo White el responsable de su muerte, bajo el concepto de defensa propia, antes de que Krazy-8 lo asesine con un pedazo de plato roto.

Walter White es el monstruo de Breaking Bad

Sin embargo, una de las muertes que de seguro más llamó la atención y que fue la más dura para el actor Bryan Cranston fue la de Jane Margolis (Krysten Ritter), pareja en aquel momento de Jesse. Y es que, en una entrevista, él confiesa que se imaginó a su propia hija en ese instante, no pudiendo evitar el llanto que hubo en aquella escena, que no era parte del guión original.

Cómo en un primer momento el profesor dudaba en matar a Krazy-8 en su sótano, no hizo nada para salvar la vida de Jane cuando se ahogaba con su propio vómito. Aquí comienza la caída moral de Walter White, quien había notado que para entrar al mundo de las drogas, no podía ser bueno.

Walter White es el monstruo de Breaking Bad

Esto ocasionó una cadena de muertes. El padre de Jane, Donald Margolis (John de Lancie), quien era piloto, ocasiona accidentalmente un choque con otro avión, debido a lo afligido que se encontraba por la muerte de su hija, causando la muerte de 167 personas entre ambos transportes aéreos. Posteriormente, él se suicida en el capítulo cuatro de la temporada tres, de un disparo en la cabeza.

En la tercera temporada de la serie no dejan de haber muertes, como son las que ocurrieron en el capítulo 12 y 13 de  esta parteWalter White es el monstruo de Breaking Bad. En el capítulo 12, Walter White, ocasiona un atropello con su coche a dos traficantes de droga, quienes habían sido responsables de la muerte del amigo de Jesse, Combo. Por otro lado, en el capítulo 13, Walter ordena a Jesse, que asesine a Gale (David Costabile), para asegurarse que Gus Fring (Giancarlo Esposíto), no se deshaga de él.

Otra de las muertes más emblemáticas que se da en el universo de Breaking Bad, se dio en la cuarta temporada con el desenlace de Gus Fring y Héctor Salamanca (Mark Margolis). Nuestro querido, pero ahora asesino profesor White, había colocado una bomba en la silla de ruedas de nuestro inválido personaje Héctor. Gus, quien había ido con la intención de querer matarlo, pensando que le había dado información a las autoridades, se le observa por última vez con el rostro desfigurado a causa de la explosión, arreglando su corbata, y cayendo al pasillo, muerto. Aquí muere también Tyrus (Ray Campbell), quien había sido el nuevo asistente de Gus, cuando Gale falleció.

En la última temporada de esta serie, se desenmascara de forma total a Walter White. Lleno de sangre cada capítulo, lleva hacia a la muerte a Mike (Jonathan Banks), tras una discusión por no querer decirle quiénes eran las personas que lo podían delatar con el negocio de la venta metanfetamina. Sin embargo, en el octavo capítulo, Walter ordena a un grupo de neonazis liderado por Jack Welker (Michael Bowen), matar a estas nueve personas que significaban un peligro hacia él y a su propio abogado.

El último episodio de la serie, se tituló “Felina”, por la composición de tres elementos químicos: Fe (hierro), Li (litio) y Na (sodio).
En el desarrollo de la trama se terminan cerrando cada uno de los temas pendientes y nos muestra a un agonizante Walter White en sus últimos instantes de vida luego de enfrentarse a la pandilla gracias a un artilugio que le permitió ametrallar el refugio desde la maletera de un auto, rescatando además al pobre Jesse. Con la canción Baby Blue de la banda de rock británica Badfinger de fondo, White entra por última vez al laboratorio de metanfetamina, donde finalmente muere.

Walter White, quien en un principio se mostró como un enfermo de cáncer, buscando nuevas opciones de dinero, para que cuando muera, su familia no tenga necesidad alguna, cerró mostrando una realidad distinta, como una persona que tenía que realizar lo que fuera necesario para adquirir lo que necesitaba.

En el último episodio le revela a su esposa, Skyler, que lo que hacía, lo hacía sentir realmente vivo.

Ver más sobre Series en VoBo.

Síguenos en FacebookTwitter y Youtube.